Usted está aquí :Portada del sitio > Résolutions > ALBA IULIA (Alba - 04/09/2007)
ALBA IULIA (Alba - 04/09/2007)
Traductions disponibles : [ fr ] [ de ] [ en ] [ it ] [ ro ] [ pt ] [ el ] [ bg ] [ cs ] [ hu ] [ sl ]


CONSEJO INTERNACIONAL de la AREV

Alba-Iulia / Alba / Romania

3-5 septiembre de 2007

Posición de la AREV sobre la reforma de la OCM del Vino

RESOLUCIÓN

La AREV revisó detalladamente el proyecto de reforma de la OCM-Vino presentado por la Comisión el pasado 4 de julio. Observa que La Comisión casí no tomó en cuenta las propuestas de reorganización del sector adoptadas a la unanimidad por los delegados políticos y profesionales de sus 65 Regiones miembros. Por lo tanto, la AREV rechaza el proyecto presentado y les pide instantemente a los responsables políticos que lo modifiquen substancialmente. Y más aún cuando la mayoría de las reacciones de los Estados miembros vitícolas son negativas.

Solo así podrá recobrar el sector el dinamismo y la competitividad que necesita en la competencia europea e internacional.

La AREV acoge la disposición de la Comisión dirigida a transferir parcialmente la responsabilidad de la gestión del mercado del vino a los representantes regionales y nacionales y a establecer así un modelo que descanse sobre la subsidiariedad que refuerza de manera decisiva la responsabilidad de las Regiones.

No obstante las medidas elegibles en el sobre nacional son insuficientes. La AREV solicita que los programas de reestructuración en vigor hasta este momento sean ampliados a medidas dirigidas a optimizar las estructuras de producción y de comercialización, así como la gestión de calidad y la gestión de crisis.

Ciertas medidas de la OCM actual dirigidas a controlar los excedentes coyunturales no han solucionado el objetivo perseguido y son parte de la causa de problemas estructurales del mercado. La Arev acoge la intención de la Comisión de reformar la mayor parte de las medidas de destilación.

Para controlar los excedentes realmente coyunturales (gestión de crisis), la AREV solicita, no obstante, mantener en el marco del sobre nacional, medidas de destilación que solo sean aplicables cuando se enfrente el mercado con una situación y/o condiciones meteorológicas excepcionales.

Igualmente, hay que continuar a tomar en cuenta las necesidades de alcohol de los productores de vinos fortificados (Oporto, Jerez, Madère…)

La AREV subraya igualmente la importancia de la reglamentación actual relativa a la eliminación de subproductos como medida cualitativa.

La Arev se pronuncia nuevamente en favor de un control de los rendimientos, responsabilizado a nivel regional, con el fin de reducir los excedentes de producción de vino en Europa siempre mejorando la calidad. Esta medida, puesta en marcha en colaboración con las organizaciones profesionales, contribuiría eficazmente a aliviar el mercado.

La AREV considera que la vendimia en verde es en este sentido una disposición inadaptada. Esta medida es incontrolable y no permite hacer frente de manera rápida a las crisis y a los excedentes de mercado.

Para un mejor conocimiento de la producción y de los mercados, la Comisión no puede pretender el ahorro de dotarse de un “cuadro de mando” de la viticultura europea. La Arev reivindica nuevamente la puesta en marcha de un Observatorio europeo apoyándose sobre la conexión en red de los organismos regionales existentes.

Sobre los otros puntos de la reforma, la Arev reafirma sus posiciones como sigue:

Arranque

La experiencia de las últimas décadas ha demostrado que en un mercado abierto (vasos comunicantes) el equilibrio no se obtiene mediante la reducción del potencial de producción, sino a través de la mejora de la calidad del producto y la competitividad de las explotaciones.

Los importantes fondos destinados a la indemnización por arranque absorberán el presupuesto que no podrá ser destinado a medidas positivas dirigidas a mejorar la reestructuración y la competitividad. Éstos son totalmente desproporcionados en relación con las ayudas para la promoción.

La Arev solicita por tanto que los medios previstos para el arranque voluntario provengan del sobre nacional en una proporción máxima del 30% y que los Estados miembros y las regiones vitícolas tengan la posibilidad de gestionar el arranque voluntario con el fin de evitar la dispersión de viñedos.

Promoción

La promoción y las campañas de información son necesarias tanto para países terceros como, de una manera intensa, para el importante mercado que supone la Unión Europea. Éstas deben integrar una comunicación sobre los beneficios para la salud de un consumo moderado y regular de vino.

Prácticas enológicas

La pluralidad regional de la calidad, de los viñedos y de los métodos tradicionales de vinificación autorizados hasta el momento debe ser respetada. Esta diversidad es en sí misma un factor de calidad esencial y forma parte de la tradición vitícola europea.

La Arev es favorable al reconocimiento de nuevas prácticas enológicas de conformidad con la OIV, ya que la mayor parte de los Estados miembros de la UE son también miembros de la OIV y, en este sentido, están también implicados en el proceso de decisión que requiere la unanimidad de todos sus miembros.

Supresión del régimen de derechos de plantación

La Arev se opone categóricamente a la liberalización de los derechos de plantación tanto para los vinos de calidad como para los vinos de mesa. La liberalización conduciría inevitablemente a la suplantación y desaparición de pequeñas y medianas explotaciones así como a la deslocalización de viñedos tradicionales hacia las llanuras. Esto conllevaría una pérdida de identidad irreparable para numerosas regiones de Europa.

En el curso de las últimas décadas, el sistema de derechos de plantación se ha revelado como un magnífico instrumento para la política de calidad y para la gestión del potencial de producción en el seno de la Unión Europea.

La AREV mantiene que la Región es la colectividad territorial más adecuada para acoger la gestión de los derechos de plantación y solicita en este sentido que esta competencia sea transferida a los ejecutivos regionales.

Transferencia del presupuesto al desarrollo rural

La puesta en marcha de medidas eficaces dirigidas a mejorar la calidad de los vinos y la competitividad de las explotaciones así como una política de promoción e información sobre el vino europeo necesita el mantenimiento de todos los medios financieros actuales en el primer pilar. Los programas específicos de desarrollo pueden preverse en el marco del primer pilar.

Además, la cofinanciación exigida por los proyectos elegibles en el segundo pilar no podría ser complementada por numerosas regiones.

Cambio del sistema de clasificación de vinos

La Arev ha defendido siempre la protección a nivel mundial de las denominaciones de origen de los vinos europeos. La propuesta de la Comisión generaría, para el reconocimiento y el registro de las denominaciones de origen y de las indicaciones geográficas, obligaciones administrativas costosas para los productores.

La Arev se opone categóricamente al cambio del sistema actual de clasificación en vinos de calidad y vinos de mesa. La reglamentación actual permite a los consumidores distinguir fácilmente entre los vinos de calidad y los vinos de mesa. La modificación propuesta resultaría pues perjudicable al consumidor.

Cambio de las reglas del etiquetado

Bajo el pretexto de simplificación se abandonan las reglas específicas para el vino a favor de disposiciones horizontales que conciernen el etiquetado y la presentación de los productos alimenticios (2000/13/CE) y el preacondicionamiento en volumen (75/106/CEE) así como a favor de la directiva que armoniza la legislación de los Estados miembros sobre las marcas (89/104/CE). La AREV se opone rotundamente a ello. Recuerda que las reglas de etiquetado han sido escritas nuevamente al término de unas deliberaciones que han durado años. La Arev propone por tanto que la Comisión no examine nuevamente el derecho de denominación en vigor antes de 2013.

Las actuales reglas de etiquetado, que comportan menos menciones obligatorias que facultativas, deben quedar específicas para el vino. Éstas no suponen, en opinión de la Arev, ningún obstáculo a la realización de etiquetas claras, simples y veraces para el consumidor.

Transferencia de competencias del Consejo a la Comisión

Considerando que la puesta en marcha de los reglamentos generados por la reforma conlleva consecuencias políticas y sociales en la mayor parte de la UE, la AREV se opone a cualquier transferencia de competencias a la Comisión.

Resolución adoptada el 4 de septiembre de 2007 en Alba Iulia / Alba / Rumania